El Running y La Familia

Es difícil poder entender desde la posición de deportista o de corredor, el esfuerzo que realiza la familia cuando nos acompaña en cada competencia que solemos participar. O el simple hecho de entendernos cuando hay que madrugar un fin de semana, feriado e incluso un día de semana para poder cumplir con el programa de entrenamiento o con las simples ganas de trotar. Muchos runners integran el selecto porcentaje de chilenos casados, jefes o jefas de hogar, padres o madres de hijos que deben hacer valiosos esfuerzos por compatibilizar deporte, trabajo, familia y descanso, intentando cumplir al máximo en todas estas variables.Son aquellos corredores que observamos levantarse muy de madrugada un día de semana, para poder compartir con su familia las pocas horas que quedan en el lapso entre que llegan del trabajo y se acuestan los hijos. Aquellos que un fin de semana deben elegir uno de los dos días para entrenar y compartir responsabilidades de casa, cuidado de los hijos, participar de la misa dominical o en actividades escolares o deportivas de los hijos de los días sábados.Pero no todos logramos madrugar para tener más tiempo con la familia en las tardes, y por ende sólo nos queda el tiempo después del trabajo e incluso esperar a que los niños se queden dormidos para poder salir, aunque las horas de la noche nos traten de locos por salir a trotar. ¿Qué hacer en estas instancias cuando quien reclama ahora no son los hijos, sino la mujer o marido? Son sólo un par de horas en el día en que podemos compartir con ellos y es justamente el tiempo que necesitamos para correr, elongar y descansar.¿Qué hacer cuando la familia no entiende que hayan competencias casi todos los fines de semana? ¿Cómo transar cuando no es el agrado acompañar al marido o mujer a las carreras y (las entiendo, me ocurre lo mismo cuando ellas piden acompañarlas al shopping) y qué hacer cuando te ponen contra la espada o la pared? ¿Cómo transar familia y deporte? ¿Cuál es la receta?Poco puedo hablar de consejos o experiencias por no tener hijos y por no estar casado, y mi máximo logro ha sido poder convencer a mi pareja que se integre al running y comparta conmigo la práctica de este deporte, que por cierto ha resultado muy bien.Compartamos nuestras experiencias, anécdotas, o técnicas personales que nos puedan ayudar a todos en la difícil misión de unir a nuestras familias con nuestro deporte, el running.
Felipe Prado
Ingeniero Comercial, Universidad de Chile.
Socio del Santiago Runners Club
Fuente: http://blog.latercera.com/blog/fprado/entry/el_running_y_la_familia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: