Cultura del Bocinazo

El ser corredor de Ultramaratones y de Trail Running no significa sólo correr distancias extremas o pasar todo el día subiendo y bajando cerros, también hay que hacer series, cambios de ritmo y por cierto hacer carreras cortas y medias en ciudad (el ponerse un número en el pecho también hay que entrenarlo).
Pues bien, este fin de semana corrí los 9 km de Brooks el sábado en Vitacura y el domingo los 21 km de Carabineros de Chile. En ambos casos el factor común fue mucha gente disfrutando del running urbano, las endorfinas inundando la ciudad y mucha buena onda.
Pero otro factor común fue el Bocinazo, el maldito bocinazo del automovilista que no entiende ni comprende lo que está pasando, que no entiende que hay gente que se toma las calles para correr, que no entiende que ESTAMOS HACIENDO DEPORTE y que no entiende que por más que toque y toque la bocina el tránsito no fluirá.
Pero no le echemos toda la culpa al automovilista irritado, culpa también la tiene la autoridad competente en no informar lo suficiente o, simplemente, en no armar un plan de desvíos inteligente.
Pero pensemos… ¿la autoridad hará un plan de desvíos inteligentes?… puede ser, pero es difícil. ¿los automovilistas entenderán que deben esperar unos 20 minutos para que pase la columna de corredores antes de iniciar la marcha y que tocando sus bocinas no conseguirán nada más que contaminar el ambiente?… puede ser, pero es difícil.
¿Entonces?… simple… corramos más, hagamos más carreras y más carreras hasta que los automovilistas desesperados se cansen de tocar sus bocinas y entiendan que por más que contaminen el ambiente con sus bocinazos el tránsito no se moverá hasta que el último de los valientes cruce su calle con un número pegado en el pecho.
Somos un país donde creemos que estamos casi desarrollados, tenemos tecnologías de punta, somos el país con más celulares de Latinoamérica, todos quieren hacer negocios con Chile por su estabilidad y desarrollo, pero somos incapaces de aceptar que otros hacen deporte para ser mejores personas, mejores padres, mejores hijos, mejores trabajadores, mejores estudiantes y mejores deportistas.
Nota al Margen
En el maratón de Nueva York, Berlín, París, Chicago y Boston las ciudades se cierran casi completas, ese día no hay tránsito por las principales calles y los automovilistas dejan sus autos en sus casas y salen a aplaudir a los valientes que llevan un número en el pecho.
NEVER STOP EXPLORING!!!

Matias Anguita Carrion

Ultramaratonista Fullrunners

Fuente: http://blogs.lasegunda.com/deportes/2009/04/22/la-cultura-del-bocinazo.asp

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: