Correr Contra Uno Mismo

Todos Vamos a Ganar

Me inscribí para correr los 21K en la Maratón de Santiago en abril, un ritual que cumplo desde hace muchos años aunque debo decir que cada vez me cuesta más llegar y lo hago un poco más lento que el año anterior.
Me preguntaba por qué todos los años corro esta y muchas carreras más. Mis posibilidades de alcanzar el podium en abril son las mismas que tiene un Jumbo de aterrizar en la Alameda. Me dicen que este año seremos doce mil corredores y como siempre, habrá sólo un ganador, pero aún así vamos a estar los otros 11.999 entusiastas, de los cuales más de cien son socios del Santiago Runners que nunca han dejado de participar masivamente en esta fiesta. Todos nos habremos preparado lo mejor que podamos: el día previo nos vamos a llenar de líquidos, prepararemos nuestras tenidas, le vamos a poner el número a la polera, vamos a amarrar el chip a la zapatilla con un nudo que no le haríamos ni a un billete de cien dólares, comeremos tallarines como si fuera el plato nacional, revisaremos diez veces el despertador en una rutina que da lo mismo porque a las cinco de la mañana vamos a estar desvelados y tomando los últimos sorbos de gatorade.
Curioso lo que ocurre con los resultados de estas carreras. Los primeros lugares son importantes pero no determinantes, ni siquiera a los mismos triunfadores parece importarles tanto. En el Santiago Runners tenemos grandes corredores y corredoras, quizás los mejores de Chile, de esos que ganan maratones aquí y en cualquier parte del mundo. Nunca he visto en ellos un asomo de arrogancia o superioridad después de sus triunfos, muy por el contrario, reciben la victoria con tremenda modestia y se quedan cerca de la meta animando a los corredores hasta que llega el último de los compañeros para darle un abrazo, como si ese que llegó una hora después que el triunfador también hubiera ganado.
Quizás si la respuesta tiene que ver con la esencia del running que es correr contra uno mismo. El nuestro es de los pocos deportes donde no hay perdedores, solo ganadores, donde el último en llegar hizo el mismo esfuerzo que el primero. La verdad es que lo que ocurre con los tres primeros lugares es importante pero nunca determinante para los demás participantes. Son muchas carreras corridas donde no vi a los primeros y no supe que tiempo hicieron. En cambio, casi todos conocemos el tiempo de muchas de nuestras carreras y por supuesto que podemos recitar las horas, minutos y segundos de cada maratón en que hemos participado.
Este asunto que parece intrascendente no lo es. Después de algún tiempo participando en competencias, sabiendo que no ganarás, pero con la voluntad de dar todo lo que mejor puedas. Hay algunos que abandonan pero son los menos y los que insistimos una y otra vez vamos moldeando otros valores como la perseverancia, la resistencia a la adversidad y al dolor, la amistad, el respeto y la tolerancia.
Por eso, si Dios quiere, voy a estar en la largada de esta y otras muchas carreras este 2009, mientras tanto los invito a disfrutar sus vacaciones para descansar corriendo.

Sergio Mujica
Presidente Santiago Runners

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: