Testimonio de Elizabeth Ojeda de Corrida en Puerto Varas 2008

Testimonio de Elizabeth Ojeda:

La maravillosa Odisea en Puerto Varas Ahora aterrizada aquí en mi escritorio, tratando de tomar el ritmo de mi trabajo, me recuerdo de todos esos momentos maravillosos e inolvidables que viví junto a mis compañeros runners “UN GRAN GRUPO HUMANO” y mis familiares que me hospedaron, los cuales nos sobrealimentaron de comida y amor. Se que cada uno de nosotros vivió cosas distintas, pero se también que las disfrutamos al máximo y que todo quedará en nuestra memoria por siempre. A pesar de la inclemencia del tiempo, logramos con creces nuestro objetivo, como es de conocimiento de la mayoría que a compartido con nosotros (Juanito y yo) somos novatos en este deporte, por eso solo corrimos los 10K por ahora, sin embargo damos todo el esfuerzo posible por ir mejorando cada día; nuestro mayor logro es llegar a la META de cada carrera que hemos participado y que a la fecha ya suman cinco. Esta vez con Juanito planificamos unas pequeñas vacaciones, por eso llegamos el viernes tempranito a Puerto Varas a la casa de unos primos, para regresar el lunes a última hora a Santiago; el sábado llegamos a la carpa ubicada en el centro de Puerto Varas para retirar las poleras y números, allí nos encontramos con Gladys, Claudio y su Sra., Mauricio y posteriormente se integraron Claudia, Angel, Sebastián y Humberto. Juntos compartimos la tallarinata y los Salmones de la organización, por lo demás muy exquisito. De allí en adelante, a pesar de estar en lugares separados, no nos despegamos del grupo, estaban en unas Cabañas cerca de nosotros a 15 minutos caminando, compartimos la tallarinata al dente el sábado en la noche en su cabaña y el domingo a las 6:45 estábamos allí nuevamente para salir todos juntitos al lugar de partida de los buses, los cuales nos dejarían en los distintos puntos y luego nos separamos. Siete integrantes corrían 21K, los cuales se fueron juntos en el bus; les desee mucha suerte y besitos; justo cuando en el mismo momento se me había perdido mi Juanito lo encontré y nos fuimos al bus que traslada a los 10K. Eran las 7:50, estaba lloviendo, mi mayor preocupación era el tiempo de espera para la partida que era a las 10:00, solo rogaba que la organización tuviera instalada una carpa para cobijarse de la lluvia y baños, pero mi sorpresa fue que, cuando llegue a la partida, solo había un paradero chico de madera que ya estaba ocupado, un letrero que indicaba PARTIDA de los 10K y muchos participantes; me bajo la rabia como podían organizar algo así, que inconciencia, era algo inhumano, antes de partir íbamos a estar todos mojados…pero en fin, había que resignarse y en buen chileno “aperrar”. Con Juan pensamos: entre estar parados… mejor caminemos; había un letrero que indicaba una playa a 500 mts. así que empezamos a caminar y nuestra intención era conocer. Avanzamos solo unos metros y aparecieron unos perros ladrando como locos, hasta allí llegamos, nos asustamos y nos devolvimos, pero nos sirvió para ubicar unos arbustos que posteriormente nos sirvieron de baño (jajajaja). Luego llegamos nuevamente a la partida, el paradero estaba mas desocupado, así que nos fuimos cobijar allí, a esa hora no sentía los pies de fríos. Fue chistoso al comenzar hablar, todos los que estaban protegiéndose de la lluvia, la mayoría eran de Santiago, de Chile Runners y una niña que corría generalmente por Escrivá de Balaguer ubicaba el grupo y quedo en ir a conocernos y participar, todas preocupadas por baño, así que les indique donde podían ir antes de partir….”unos baños orgánicos (Los Arbustos)” . A las 9:30 comenzamos a calentar los motores, practicando absolutamente todos los ejercicios enseñados por los profes. Me costo tomar calor, en principio no sentía mis pies, en eso diviso a Erika Oliveira que participaba en los 10K (¡que buena pensé!) Cuando comencé la carrera ya estaba calentita ¡gracias a Dios!. De allí en adelante a correr solo pensando en la meta y a pesar de mi cansancio y la lluvia disfrutaba como loca el recorrido, una maravilla, un paisaje paradisiaco, me invadía la felicidad, estaba corriendo en mi tierra natal, desgraciadamente como este invierno subí de peso y no he entrenado mucho, mi carrera fue sufrida, pero llegué a la meta, estaba mojadísima y cansada, pero inmensamente feliz, ya que lo había logrado un vez mas por fin: la META, 1:01:49 me demore. A los minutos me llamó Juanito avisándome que había llegado, a esa hora llovía con ganas, pensaba en mis compañeros, solo quería que llegaran en buenas condiciones. En ese momento Juan me informa que Lily la Sra. de Claudio estaba tomando fotos en la costanera, así que me fui donde ella, me pasó la cámara de Ángel y esperé a mis compañeros. En principio como la adrenalina estaba a mil no sentía frío, parada en plena costanera con el viento, la lluvia que me pegaba en la cara, miraba ansiosa la pasada de todos, el primero en llegar de los 21K del grupo fue Claudio, Lily, su señora, le tomó unas fotos y se fue a la meta a sacarle más fotos, puro amor se respiraba. En nombre del grupo le doy las gracias a Lily por su participación y cooperación…. un 7!!. Allí me quedé solita, Juan me había ido a buscar ropa para cambiarme, sola con la camarita amiga esperando a mis compañeros, y en eso aparece Claudia, digna, habían llegado pocas mujeres de 21K, así que allí supe que había ya un premiada en nuestro grupo, le saqué unos fotitos y la animé, después paso Gladys y Angel. Lo mismo, mucho ánimo y más fotitos, pero como ya habían pasado unos 55 minutos de terminada mi carrera, me había enfriado, no sentía mis manos ni mis pies, me preocupé, estaba requete mojada con un frío increíble, el cual nunca, de verdad, nunca había sentido. ¡Principio de hipotermia pensé!!. Divisé a Angel, me acerqué y le conté lo que me ocurría, le entregue la cámara, le indique que faltaban que llegaran a la meta Sebastián, Humberto y Mauricio.
Sin embargo, a pesar de todo, fue una experiencia maravillosa e inolvidable, con muchas ganas que pase el tiempo para repetirla pero preparada sí. Gracias a cada uno de los que participamos de esta Odisea por el compañerismo que siempre reino, Dios permita que volvamos a repetirla y que otros integrantes de VRT se animen para correrla el próximo año en Puerto Varas.Disculpen lo largo trate de ser breve, pero mi mayor problema es no tener poder de síntesis.Dios mediante nos vemos el fin de semana, muchos besitos y abrazos. Compré el Diario Llanquihue ayer, lo llevaré para que lean el reportaje de la Maratón.Felicidades nuevamente a los ganadores, en especial a “mis ganadoras GLADYS y CLAUDIA”. Son grandes chicas.
Elizabeth Ojeda Vargas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: