¿Qué pasa con la edad? Perder peso.


A partir de los 30 años comienza a deteriorarse la condición física de una persona, sobre todo en aquellas que no están habituadas a practicar actividad física con regularidad, y la tarea de perder grasa en las “zonas difíciles” cada vez es mas complicado

El estilo de vida sedentario favorece la aparición y desarrollo de numerosos trastornos de salud que reducen la esperanza de vida y empeoran la calidad de la misma. A partir de esa edad comienza a disminuir el número y el grosor de fibras musculares y en consecuencia se reduce la masa muscular, que se acentúa a partir de los 50 años. Además también aumenta el acúmulo de la grasa intramuscular. Durante el proceso de envejecimiento tienen lugar una serie de cambios en la composición del cuerpo como son:

Aumenta la masa grasa, principalmente aquella que envuelve a las vísceras (riñones,hígado, etc.) o perivisceral con respecto a la etapa adulta:
– 18% varón adulto, 36% en el hombre mayor.
– 33% mujer adulta, 45% en la anciana.
Se reduce la masa muscular, que implica:
– Disminución del agua corporal total; aumenta la tendencia o el riesgo de deshidratación.
– Disminución de la masa ósea; mayor riesgo de fracturas y osteoporosis, en especial en el colectivo femenino.
Como dato elocuente, a los 80 años de edad, una persona sedentaria puede haber perdido entre un 30% y un 40% de la masa muscular que tenía a los 30 años. La pérdida de masa muscular se acompaña de disminución de la fuerza muscular. La pérdida de fuerza en las personas mayores está directamente relacionada con una reducción de la movilidad y de la capacidad para realizar tareas de la vida cotidiana, aumenta el riesgo de sufrir caídas, etc.
Es por este motivo que resulta tan importante fomentar la práctica diaria de actividad física entre las personas mayores. A medida que se envejece aumenta la incidencia de diversas enfermedades, como el riesgo coronario, la diabetes, el estreñimiento, la osteoporosis… lo cual obliga a adaptar el ejercicio al estado de salud de cada individuo. Ejercicios sencillos como caminar a paso ligero, subir y bajar las escaleras, nadar, andar en bicicleta, entre otros, pueden resultar de interés para frenar la pérdida de masa muscular y las consecuencias negativas que lo acompañan.

Se entiende que a una persona a medida que va envejeciendo le va a costar más perder esos kilos de más que en su juventud perdía y recuperaba de forma casi mágica. Por tanto una de las cosas a estudiar y a tener en cuenta cuando se habla de pérdida de grasa o pérdida de peso es la edad.

¿QUÉ TIPO DE EJERCICIO ES EL MEJOR?

Todas aquellas personas que sólo deciden reducir la ingesta calórica diaria perderán músculo a la vez que grasa. Sin embargo, esta pérdida de músculo puede reducirse haciendo ejercicio.

Es importante hacer ejercicios con pesas como parte del programa para preservar el tejido muscular y de esta manera una mayor proporción del peso perdido será grasa. Por tanto hay que incluir este tipo de ejercicios en la rutina, por dos razones importantes:

* la primera, porque el Indice Metabólico en Reposo se elevará hasta durante 15 horas después del ejercicio debido a la oxidación de la grasa corporal
* la segunda porque el entrenamiento con pesas estimula la retención de tejido muscular.

Cuanto más músculo se tenga, más rápido será el metabolismo.

Fuente:

http://www.runners.es/Salud_Nutricion/problemas-edad-perder-peso-grasa-kw-articulo_nutricion.jsp%3Fid%3D3983
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: