Quemadores de grasas: ¿Realmente efectivos o vendedores de ilusión?

Perder kilos y disminuir grasa del cuerpo se ha convertido en una verdadera obsesión para la mayoría de mujeres. Y en muchos casos, la paciencia es escasa a la hora de ver los resultados de una dieta, por lo que muchas de ellas recurren a quemadores de grasa, con el objetivo de acelerar la baja de peso y de grasas en el organismo.

En el mercado se ofrece un amplio abanico de productos denominados quemadores de grasa, desde “pociones mágicas”, fármacos, té, aceites, tabletas, hasta productos naturales y homeopáticos.

Se entiende por quemador de grasa a los productos que traen una mezcla de ingredientes, algunos de ellos termogénicos, que en teoría favorecen y aumentan la velocidad de metabolización de las grasas y, por tanto, la eliminan rápidamente fuera del organismo. En forma adicional, algunos pueden incluir ingredientes que pueden ayudar a suprimir el apetito o disminuir la absorción de carbohidratos.Los principales compuestos que traen la mayoría de los quemadores de grasa son:

Cafeína; es el nombre común de trimetilxantina, y es el suplemento que más se utiliza por su efecto estimulante. La cafeína puede ejercer como estimulante del sistema nervioso central, favorece la movilización de ácidos grasos, puede aumentar la tasa de metabolismo basal hasta en un 7%. Sin embargo se trata de una sustancia adictiva.Sinefrina; es el principal componente activo de una fruta llamada

Citrus aurantium. Sus principales componentes son alkaloides que estimulan y aceleran el metabolismo y la quema de grasa. Además contienen tiramina y octapamina, compuestos que se han relacionado al control del apetito.

Picolinato de cromo; Es un mineral traza esencial (metal de transición) cuya principal y más importante acción es potenciar la acción de la insulina a nivel celular. Su inclusión en productos quemadores de grasa tiene como fin bajar el azúcar en sangre, reducir la grasa corporal, suprimir el apetito, controlar los niveles de colesterol y triglicéridos, y aumentar masa muscular.

Té verde; contiene compuestos antioxidantes que son muy beneficiosos para determinados tipos de cáncer y en la reducción de los efectos del propios envejecimiento. Además se le atribuyen propiedades que estimularían el metabolismo, disminuyendo la acumulación de grasa, y los niveles de colesterol.

“Nada quema más grasa que hacer ejercicios”
Tras esta seguidilla de numerosos beneficios, es cuando asalta la interrogante qué tan efectivos son estos productos para quemar grasa y reducir peso, o tan sólo se tratan de vendedores de ilusión.A juicio de la nutricionista Alejandra Alarcón, miembro del Centro de Tratamiento de la Obesidad de la Universidad Católica, no hay ningún estudio científico serio que confirme que pastillas, té rojo, verde, brebajes o preparados especiales que existen en el mercado sean realmente quemadores de grasas.

En general, estos tipos de productos tienen mayor cantidad de antioxidantes y en esto radican sus beneficios, en la prevención de envejecimiento y renovación celular. En algunas personas más sensibles, el té pueden actuar como estimulante del tránsito intestinal, y ellas lo atribuyen al efecto de quemar grasas. Por el grado de acidez, en personas con gastritis o reflujo, estos productos no serían aconsejables”, sostiene la especialista.Para la nutricionista no hay nada más efectivo y seguro en la reducción de grasas que una alimentación sana y equilibrada y la práctica de ejercicios.

“Para lograr una quema de grasas efectiva, es necesario llevar una dieta que esté por debajo del metabolismo basal de la persona, el cual es personal y está relacionado con la edad, sexo y estatura. Siempre es útil el consumo de fibra en la dieta para mejorar el tránsito intestinal, y disminuir el aporte, sobre todo, de los hidratos de carbono”, sostiene.La especialista recomienda para reducir grasas, aumentar la actividad física, caminar por lo menos 30 minutos al día, dejar más lejos el auto, aumentar el consumo de líquido a dos litros (puede ser en sopas, te, jugos, sin n azúcar), comer 5 veces al día, y nunca olvidar comer a media tarde y media mañana. Además aconseja consumir tres porciones de lácteos descremados y sin azúcar al día, ingerir a libre demanda las verduras verdes crudas, dos frutas al día, comer lento, soltar el tendedor o cuchara, concentrarse y apagar el televisor
Fuente:
http://www.solomujer.cl/articulo.php?id=210

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: