Cheruiyot gana el maratón de Boston por cuarta vez

Con un remate demoledor, el keniano Robert Cheruiyot ganó el lunes por cuarta vez el maratón de Boston, el más antiguo del mundo y uno de los cinco majors (junto a New York, Chicago, Berlin mientras y Londres). Cabe destacar que el ingreso a este maratón es solo con tiempos mínimos obtenidos en otras maratones oficiales por lo que Boston es la “madre de todas las maratones” para cualquier runner y a la que todos aspiramos a clasificar.

En damas la etíope Dire Tune doblegó por apenas dos segundos a la rusa Alevtina Biktimirova en el final más estrecho en la historia de la prueba femenina.

Cheruiyot se fugó de lote principal de corredores y cruzó la meta con un arrollador tiempo de 2 horas, 7 minutos y 46 segundos. Se quedó corto por 32 segundos del récord que él mismo estableció hace dos años, pero se convirtió en el cuarto corredor que gana cuatro veces el maratón más antiguo del calendario mundial. Cheruiyot y Tune, quien empleó 2:25:25, se embolsaron cada uno un premio de 150.000, el más rico en la historia de la prueba.

Abderrahine Bouramdane entró segundo a 1:18 detrás de Cheruiyot y Khalid El Boumlili lo hizo tercero a 1:31.
Con su cuarta victoria consecutiva, Cheruiyot le dio a Kenia su triunfo número 15 en las últimas 17 ediciones de la rama masculina. Tune es la primera mujer etíope que se consagra desde que Fatuma Roba salió victoriosa tres veces seguidas entre 1997-99.
“Este fue el más difícil de todos”, declaró Cheruiyot. “Boston no es un recorrido fácil, es bien complicado, pero me gusta el ascenso a sus colinas”.

Cheruiyot emprendió el remate definitivo en Newton Hills, en el kilómetro 31, dejando atrás a sus perseguidores marroquíes. Tenía el ritmo para establecer el récord al llegar a Kenmore Square, en el centro de la ciudad, antes de aflojar.
¿Cuál fue el problema? No hubo nadie que lo exigiese.
“Cuesta más si vas corriendo solo en Boston. Necesitas compañía”, indicó.
Tune y Biktimirova protagonizaron un duelo cerrado en los metros finales. Biktimirova pareció que se iba adelante cuando Tune por poco se despistó en una de las últimas curvas e irse contra uno de los vehículos con camarógrafos. Pero la etíope no se inmutó y tomó la delantera antes de llegar a la última curva.
Biktimirova logró darle alcance y brevemente estuvo al frente, pero Tune apretó en los últimos 100 metros en la calle Boylston y cruzar primera la meta.
“Peleé hasta el final”, afirmó Biktimirova. “Y al final me faltó velocidad”.
El final más reñido en la historia de la carrera femenina fue hace dos años cuando Rita Jeptoo superó por 10 segundos a Jelena Prokopcuka. Jeptoo quedó tercera este año, a 69 segundos de Tune.
Un rostro sobresaliente dentro de los 25.000 corredores que tomaron la largada figuró el ciclista Lance Armstrong, siete veces campeón del Tour de Francia. El de Boston fue el tercer maratón que disputa y terminó en el puesto 496 con 2:50:58.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: