Compite con inteligencia

A menudo encontramos compañeros, (o nos sucede a nosotros mismos), que no se muestran satisfechos tras su competición. Cuando nos cuentan como han corrido, interiormente, pensamos “has fracasado porque has planteado mal la prueba”
DIEZ CONSEJOS PARA TRIUNFAR

Todos cometemos errores en un momento u otro de nuestra vida atlética, por más años que llevemos en competición. Pero es que de los errores también se aprende, y, además… ¡Qué aburridas serían nuestras carreras si todas nos salieran perfectas! Esto es lo que hemos aprendido, entre otras cosillas, nosotros:
1) Corre a tu ritmo, no al de tus rivales. Si salen muy deprisa, déjales ir. Tu sabes que si estás preparado para correr 10 kilómetros en 40 minutos, no puedes “salir” a 3:30 km

2) Busca aliados en un grupo que se ajuste a tu ritmo, y que te ayuden, a base de relevos intercalados, a llevar el tren de carrera que os habéis fijado como objetivo.

3) No corras a “tirones”. ¿De qué te sirve recorrer 200 metros a un rirmo muy vivo si realmente ese no es tu tiempo real de carrera? Los “sprints”, mejor déjalos para la recta final.

4) Bebe un poco, aunque sea, en cada avituallamiento.

5) En las bajadas no te lances, sino que es mejor el que te “dejes caer”. Luego, al volver al terreno llano, te notarás excesivamente agotado si has corrido por encima de tus posibilidades en el tramo de descenso.

6) Guarda fuerzas para los dos kilómetros finales. Ahí es donde se ganan o pierden, muchas veces, las marcas y carreras cuando estas están “en el alero”. Debes llegar hasta ese punto “fresco” (en la medida de lo posible, claro está), o, como suele decirse en el argot ciclista, “con una bala en la recámara”.

7) Calcula antes del inicio de la prueba el tiempo que crees que puedes realizar de una manera realista, y cíñete, en la medida de lo posible, a él.

8) Si no “vas”, pues no “vas”. ¿Pensabas que podías correr los 10 km en 43 minutos y al correr dos kilómetros en 4:15/4:20 te has dado cuenta de que ibas “muy forzado”? Eso es que hoy no tienes tu día. Los biorritmos no te acompañan.Rebaja el ritmo, o “pincharás”. ¿Los 43 minutos? Tal vez el domingo que viene, pero hoy parece ser que no…

9) No puedes correr más deprisa de lo que “vales”.Hay atletas que te dicen, al acabar un maratón: “quería bajar de tres horas y pasé el medio maratón en 1h25”. Entonces si les preguntas, porqué salieron más deprisa de lo que en realidad creían que podían correr, te contestan: “por si había suerte y “pillaba” hoy un buen día”.La respuesta, con todos nuestros respetos, nos parece ridícula: si estás preparado para hacer un maratón en 3 horas, tal vez te salga esa marca u otra muy cercana, o tal vez, por lo que sea, pinches y te vayas a 3:30.Lo que es imposible es que hagas 2h50. Si ganas 1.500 euros al mes y a día 15 has gastado ya 1.000 euros, está claro que a ese ritmo seguro que no llegarás a fín de mes, ¿verdad? Pues ese símil también se puede trasladar a tu carrera a pie.

10) Aprende de tus errores.Si una prueba te ha ido mal, analiza constructuvanamete tus fallos y no te autoengañes ni busques excusas. Si no analizas seriamente un problema, no puedes rectificarlo.

Fuente:
http://www.runners.es/Planes/compite-inteligencia-psicolog%C3%ADa-atletas-carrera-kw-articulo.jsp%3Fid%3D3514

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: