Las 5 leyes de hierro para correr rápido

Existe toda una industria allá fuera que se esfuerza por complicar los entrenamientos de tal manera que autores y sicólogos del ejercicio puedan hacer muchos dólares escribiendo el próximo gran libro para correr. Por otra parte, un amigo nuestro no corredor (citando a algún comediante) siempre nos ha dicho “Que tan difícil puede ser el enseñar a correr. Tu solo debes presentarte en la pista y decirles a los atletas que pongan un pie enfrente del otro y que mantengan la vuelta a la izquierda”.
El hecho simple es que el 75% del juego es cubierto por las siguientes CINCO LEYES DE HIERRO.
Ley de Hierro #1 – Pon tu trasero fuera de la puerta

Alcanzar tu potencial total toma años de trabajo duro. Tu no te vuelves más rápido sentando en casa buscando excusas acerca de porque no puedes entrenar hoy. Mientras que correr no tiene que ser tu prioridad número uno (o al menos no debería de ser) , tu tienes que estar comprometido en entrenar regularmente. Si tu no estas dispuesto a salir 4 ó 5 veces por semana, 11 de los 12 meses al año, tu no estas comprometido en ser lo mejor que tu puedes ser.
Palabra clave #1 – Consistencia

Ley de Hierro #2 – Planea el trabajo, trabaja el Plan
El éxito no sucede por accidente . El rendimiento máximo es alcanzado estableciendo metas desafiantes pero razonables y entonces trabajando desde el inicio para planear como alcanzarlas.
Un entrenamiento sólido comprende tres cosas:
PERIODIZACION – Enfatizando diferentes áreas en el entrenamiento en diferentes épocas del año.
PASO ADECUADO –
Correr a la velocidad apropiada (ejemplo: paso de carrera, más rápido del paso de carrera, tempo, paso de recuperación) en el entrenamiento apropiado.
PREPARACION – Practicando ambos aspectos de la carrera, el físico (ejemplo: paso y arranques) y mental (ejemplo: visualización y tácticas).
Palabras clave #2 – Periodización, paso adecuado, preparación

Ley de Hierro #3 – Para correr rápido, debes correr rápido
Tú no prácticas baloncesto pasando horas en una jaula de bateo (de béisbol). Similarmente, tú no te vuelves más rápido machacando continuamente kilometros lentos. Sí, una buena base de entrenamiento lento es necesaria para construirse sobre ella, pero un sólido programa de entrenamiento debe de tener entrenamientos a tu paso de carrera o más rápido por lo menos 2 ó 3 veces por semana, todo el año.
Palabra clave #3 – Velocidad

Ley de Hierro #4 – El progreso viene de la recuperación no del entrenamientoLa gráfica de arriba muestra los efectos del entrenamiento:

“F” indica la zona de fatiga. La fatiga ocurre después cualquier estímulo por entrenamiento.
“R” indica la zona de recuperación. La recuperación ocurre cuando el cuerpo descansa después de estar fatigado.
“S” indica supercompensación. La supercompensación ocurre después de que el cuerpo ha tenido una recuperación adecuada. En la fase de supercompensación, el nivel de rendimiento excede los niveles del pre-entrenamiento.

Entrenamiento excesivo (la línea punteada) resulta en una disminución del nivel de rendimiento dado que el cuerpo no se recupera suficientemente para alcanzar la supercompensación.

Entrenamiento inadecuado (la línea discontinua) resulta en un aumento ligero del nivel de desempeño; sin embargo debido a que el estímulo del entrenamiento fue muy pequeño, el período de supercompensación es corto y la mejora del rendimiento es insignificante.

Entrenamiento óptimo (la línea sólida) resulta en el mayor aumento del nivel de rendimiento y un más largo período de supercompensación.

De acuerdo con esto, entrenar de menos es mejor que sobre-entrenarse y entrenarse sin el adecuado descanso es en realidad contraproducente.

Palabras clave #4 – Descanso, recuperación y reconstrucción


Ley de Hierro #5 – Tu tienes que creerlo antes de que pase

En cualquier deporte, la diferencia entre el buen competidor y el gran competidor es lo que esta entre los oídos del gran competidor. La buena noticia es que el lado mental puede ser desarrollado. Las técnicas de preparación mental (ejemplo: afirmaciones positivas y visualización) y la práctica situacional (ejemplo: entrenamiento en ruta específica de la carrera, sobreponerse a la fatiga en los entrenamientos) junto con el apropiado entrenamiento físico te permitirán alcanzar el rendimiento máximo.
Palabra clave #5 – Mente

Traducido de Run Quick – The 5 Iron Laws por Bill and Marlene Corcoran

Fuente:
http://www.runmx.com/2006/05/las_5_leyes_de_.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: