Tips para vencer a la cama en las mañanas

Para los corredores habituales que ya tienen años de practicar esta disciplina, el salir a correr por las mañanas (independientemente de la temperatura), suele serles mucho más sencillo, pero si usted se está recién adquiriendo la sana costumbre de correr, trotar y/o caminar, seguramente estará luchando a diario en las mañanas contra la posibilidad de quedarse un rato más en la cama y dejar el ejercicio para mejores ocasiones.
Sin embargo, estas son las mejores condiciones para demostrarse a sí mismo de su autentico deseo por superarse en el plano de la salud y a la vez forjar su carácter venciendo las dificultades que casi todos enfrentamos para vencer a nuestro otro yo que nos grita fuertemente en el interior luchando por continuar con los hábitos cómodos y claudicar en nuestros buenos propósitos de cambiar nuestro estilo de vida.
Algunas formas de hacer menos difícil la tarea de levantarse temprano en la mañana e iniciarse sin problemas en su sesión de entrenamiento se las describimos a continuación:
Establezca sus metas (que sean alcanzables) por escrito y defínase un plazo para su obtención, una excelente meta puede ser el participar alguna carrera, pues ello implica un reto físico y tiene su plazo bien definido, y además nosotros le ayudaremos a lograr su propósito (para eso fue creada “Mi Guía Personal”).
Dedique una agenda personal exclusiva a sus notas y apuntes relacionados con lo que hace con respecto a sus objetivos de ejercicio físico (“Mi Guía Personal” es lo que ud. necesita).
Planee la ruta o recorrido a seguir cuando sale a correr, trotar y/o caminar desde el día o la noche previos.
Reúna su equipo necesario y acérquelo a la mano para que en la mañana no batalle para encontrarlos (tenis, pants, camisetas, todo lo necesario).
En cuanto suene el despertador enderécese inmediatamente sin pensarlo dos veces y rápidamente vístase de corredor.
Verifique la temperatura ambiental y caliente adecuadamente; a menor temperatura mayor duración del calentamiento, de ser posible inicie con una marcha ligera e incremente luego su intensidad para complementar posteriormente su calentamiento con una rutina de ejercicios de estiramiento.
Realice su entrenamiento de acuerdo a lo que le corresponda en su programa sin excederse y tratando de cumplirlo al pie de la letra en duración y combinación de trote y caminata.
Al terminar su sesión de entrenamiento enfríe con otra caminata ligera y una nueva serie de ejercicios de estiramientos.
Dúchese con agua tibia, aumente un poco la temperatura del agua y luego disminúyala poco a poco hasta que el agua este nuevamente tibia para terminar.
Apunte todos los datos que le puedan ser útiles en su control personal; peso con el que inicia el programa, distancia que recorre, frecuencia cardiaca, tiempo que tarda en recuperarse, la temperatura y condiciones del medio ambiente, cómo se sintió y todo lo que crea que le pueda servir de referencia para posteriormente analizar su desempeño, use el formato de “Mi Guía Personal”.
Es importante que sepa que los dolores musculares que seguramente sintió (o siente aún) los primeros días después de haberse iniciado en el programa, pueden considerarse como normales después de que usted había olvidado ejercitar su “maquina” durante mucho tiempo de su vida.

Fuente:

http://www.runmx.com/2006/05/tips_para_vence.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: