Un problema de temperatura

Te has torcido el tobillo o tienes una molestia muscular. No sabes si ponerte una bolsa de hielo bien fría o darte una crema calentadora con una manta eléctrica bien cálida. Te enseñamos a utilizar bien la temperatura para que puedas correr más.
Lo has oído miles de veces, pero en realidad nadie sabe con seguridad cuándo hay que aplicar frío y cuándo calor para mejorar una lesión. El hielo, por su parte, ralentiza el riego sanguíneo en la zona lesionada para reducir inflamación y dolor; el calor lo acelera aumentando el aporte de oxígeno y elimina los tejidos dañados.

Fuente:
http://www.runners.es/Salud_Nutricion/temperaturas-dolor-muscular-frio-calor-kw-articulo_lesiones.jsp%3Fid%3D2743

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: