Eleccion de tus Zapatillas de Running

1º LA ELECCIÓN DEL DEPORTE:

Como ya hemos dicho, hay zapatillas especificas para cada deporte o actividad física, así que compre la zapatilla que más se ajuste a lo que usted hace. Sobre todo, el tipo de suelo que va a pisar con las zapatillas. También existen zapatillas denominadas “Training”, que son zapatillas mixtas, que tienen un uso todo terreno, valen para todo aunque es mejor no jugar al fútbol con ellas. Ojo a las zapatillas denominadas “Casual” o de Tiempo Libre, estas zapatillas (que además suelen ser bastante caras) o calzado de “estilo deportivo” que son utilizadas para la vida diaria no deportiva, responde más a la moda que a las necesidades deportivas, son las menos indicadas para hacer deporte. Cómodas y gruesas, están pensadas para ir de paseo, pero no para hacer deporte. Si se usan para eso, son más peligrosas que llevar zapatos, porque no le vamos a pedir a unos zapatos, que tengan el agarre, la sujeción, la flexibilidad o la amortiguación de una zapatilla, con lo que no esperamos esas características de ellos, pero podemos pensar que estas zapatillas (Casual o Tiempo Libre), sí tienen estas características, pero no es así, nos las ponemos, nos vamos a practicar algún deporte o simplemente a correr con ellas y a partir de ahí, pueden comenzar muchos y graves problemas.
2º ELECCIÓN DEL TIPO DE ZAPATILLA:
Los pies son todos diferentes, como más frecuentes los pie pronador, debe tener los contrafuertes más rígidos y prolongados hacia adelante por el borde interno y el uso de cuñas supinadoras como medida extrema. Otros tienen pie supinador que no necesitan medidas de refuerzo, pero al ser el pie más rígido, necesitará mayor amortiguación, ya que es un pie peor adaptado. Siguen los pie plano, pie cavo, etc. Además, el que va a llevar el calzado, puede ser hombre, mujer (pensar en su mayor movilidad articular, mayor elasticidad así como unos pies más estrechos y pequeños), niño (que están creciendo y habrá que dejar algo más de espacio para evitar compresiones), la talla y el peso son los siguientes datos de importancia a tener en cuenta.
Muchas marcas, ofrecen zapatillas especificas para un deporte concreto y para una configuración de pie especifica, por ejemplo, en la carrera continua el talón soporta tres veces el peso del cuerpo en cada apoyo, de manera que un calzado con amortiguación será el tipo ideal. Hay que prestar especial importancia a la amortiguación, sobre todo si existe sobrepeso en el practicante o cuando los suelos sobre los que se va a practicar son duros, como el asfalto o el cemento. Algunas marcas deportivas utilizan las cámaras de aire o de gel así como materiales viscoelásticos que proporcionan una amortiguación extra, pero tampoco hay que exagerar con esto, ya que si estamos demasiado amortiguados, no tendremos una buena sensación y percepción de por donde pisamos siendo peor el remedio que la enfermedad.
Use el sentido común con racionalidad. La suela es muy importante, ya que en terrenos naturales elegiremos suelas con surcos profundos que permitan que el suelo que pisemos, siempre que sea tierra, pueda evacuarse correctamente. Si hemos pisado algo desagradable aunque suene a broma, hay que intentar no raspar la zapatilla por el suelo con fuerza, ya que al hacer fuerza extra sobre una parte pequeña, podemos dañar la zapatilla, en estos casos el agua y un cepillo es la mejor solución. En asfalto, madera o materiales sintéticos, los surcos pueden ser menos profundos y en campos de hierba o similar, los tacos de goma o aluminio son más recomendable. Así pues, hay que acudir a un ortopedista para que determine el tipo de pie que se tenga y en función de eso elegir el calzado según practica deportiva.
3º EL PRECIO DEL CALZADO DEPORTIVO:
Hay que contar con un presupuesto, aunque a la hora de elegir, es mejor gastarse más dinero en el calzado que en el resto del atuendo, no es que no sea importante, pero es secundario, a partir de 80 dólares podemos encontrar calzado de ultima generación y alta calidad, pero por unos 40 dólares se pueden comprar calzado que cumpla con los requisitos mínimos que estamos buscando. Recorra varias tiendas antes de comprar.
4º LA ESTÉTICA:
Evidentemente esto depende del gusto de cada uno y no tiene incidencia en el rendimiento. La caña (altura en el talón) depende del tipo de deporte y estado de su tobillo. La caña alta, es fundamentalmente exclusiva para la practica del baloncesto, protege de los esguinces, pero a cambio limita la movilidad del tobillo e incide negativamente sobre el rendimiento.
5º FINALMENTE LA PRUEBA:
Una vez con los tres o cinco pares que tenemos, que nos gustan, que podemos pagar, son adecuados para nuestro deporte y específicos para nuestro pie, comprobamos que el interior sea suave y carezca de costuras que puedan provocar abrasiones o rozaduras. La base donde va el talón, debe ser suficientemente amplia y con amortiguación para el impacto. La suela debe ser bastante blanda como para que se agarre en pista y bastante dura como para que no se desgaste con rapidez. Hay que tener en cuenta que el calzado que se usa en una practica deportiva especifica, no se debería usar para ir por la calle.

Las probaremos con el tipo de medias que habitualmente usamos para hacer deporte, preferiblemente por la tarde o bien después de una caminata de 20 minutos, ya que el pie estará suficientemente dilatado y estaremos andando por la tienda con él al menos 5 minutos. Probarnos media talla más de la nuestra para comprobar comodidad, que el talón esté bien calzado, que el dedo gordo no se monta en los demás y que estos se pueden mover (más o menos un centímetro entre el dedo gordo y la puntera), lo ideal es medio punto más de talla que la usada normalmente. La talla es fundamental, es el calzado el que debe adaptarse a la forma de su pie y no al contrario, además del uso de medias sin costura evitará abrasiones y rozaduras en la actividad física. Las medias de una talla mayor que queden sueltas se arrugan dentro del calzado y puede originar múltiples lesiones.
Una vez comprobado todo y satisfechas todas nuestras exigencias, tendremos el calzado apropiado para nosotros, pero siempre bien abrochadas para evitar lesiones. Este abrochamiento, debe quedar situado sobre el empeine, para evitar que el aumento del volumen del pie con el ejercicio, lesione los tendones superficiales de la zona, además debe ser firme, pero no impedir la correcta circulación sanguínea.
Independientemente de la marca o el modelo que se trate, el calzado deportivo para correr, deben cumplir con los siguientes requerimientos:

Primero_
Deben aportar la estabilidad adecuada a los tobillos y pies en cada fase de la pisada, especialmente en la fase de contacto del talón sobre el suelo e inmediatamente después, cuando el tobillo realiza el famoso movimiento de pronación.
Deben limitar los movimientos excesivos de los tobillos y pies, específicamente en la zona interna del talón y en la zona media e interna de los pies. Esto porque existe un elevado porcentaje de deportistas que tienen la tendencia a deformar su calzado deportivo hacia adentro, alteración denominada “sobrepronación”.
Deben aportar la libertad de movimientos suficientes a los tobillos y pies cuando éstos no absorben de manera natural y eficiente los impactos durante las distintas fases de contacto sobre el suelo.
Segundo_
Dados los traumatismos repetitivos generados cada vez que los pies hacen contacto con el suelo al trotar y correr (a mayor velocidad de carrera se incrementa la presión del impacto, que equivale entre 3 y hasta 6 veces el peso del deportista), el calzado debe aportar una adecuada amortiguación, especialmente en la zona del talón, durante el primer contacto y en la zona de los metatarsos al momento del despegue.Estas dos primeras premisas se refieren al carácter o función preventiva que debe tener el calzado, ya que protege a los atletas de infinidad de lesiones en huesos, tendones, articulaciones y músculos a lo largo de todo el cuerpo y no únicamente en las extremidades inferiores.
Tercero_
Además el calzado para correr se han convertido, cuando presentan aditamentos específicos, en una excelente herramienta de trabajo para que el médico los utilice junto con las plantillas ortopédicas personalizadas, en la solución de problemas morfofuncionales a nivel de tobillos y pies. El el médico ortopedista debería conocer los nombres y funciones de las partes más importantes de un calzado para correr y además estar al día en cuanto al modelo y los aditamentos presentes en el calzado. Si no ocurre esto, las plantillas ortopédicas que el médico prescribe y que se insertan en en un calzado especifico, pueden inutilizar las características y aditamentos del calzado deportivo y de las plantillas ortopédicas.
Cuarto_
Dado los materiales utilizados en su fabricación, los calzados para correr nos ayudan a realizar sin contratiempos y en forma placentera infinidad de carreras. La comodidad que deben brindar el calzado correctamente elegido debe ser tal, que hasta debe olvidar que las lleva puestas, incluso en los entrenamientos y competencias más duras.Para que cualquier deportista garantice que el calzado deportivos cumple a la perfección con las cuatro anteriores premisas existe un requisito básico. El calzado deportivo para correr debe ser elegido correctamente. Es decir, debe cubrir los requerimientos específicos de estabilidad, amortiguación y ajuste que demandan los tobillos y pies de cada corredor. De lo contrario, si carece del conocimiento básico adecuado para realizar una buena elección, compra y uso de calzado, entonces sólo tendrá la certeza de haber adquirido los más caros instrumentos de tortura, que sin duda afectarán su rendimiento deportivo y su salud.
Categorías de Calzados Deportivos para Correr
La industria del calzado deportivo ha creado diferentes categorías de calzado dependiendo de los requerimientos específicos de cada corredor y del uso específico para quien va a utilizar el calzado. A continuación las seis categorías más comunes y una breve explicación de cada una de ella:
1. Amortiguación (Cushioning)
Calzados en los que sus características de diseño y aditamentos ofrecen amortiguación de impactos y permiten la realización de movimientos laterales tanto de los tobillos como de los pies. Para los atletas que realizan kilometrajes elevados pueden presentar, tanto en la zona del retropie como en el antepie clasificándose como: Amortiguación Superior como los sistemas Shox y todas las variantes de Air en Nike, DMX de Reebok, 3 Action de Fila, Wave y VS-1 de Mizuno, ADIprene y ADIprene+ en Adidas, etcétera. Dentro de ésta categoría existe una subcategoría; Amortiguación Estándar en la que se ubican los modelos que sin presentar toda la tecnología de los modelos más costosos, son adecuados para los deportistas que no recorren muchos kilómetros (menos de 8 kilómetros diarios). Los calzados de la categoría de amortiguación son de peso liviano a pesado (280 gr. 390 gr. cada pie). En general son de forma curva pronunciada debajo de la bóveda plantal. Se sienten suaves y flexibles desde su primer puesta. Son muy útiles para los atletas cuya prioridad es la amortiguación de impactos y la libre realización de movimientos laterales de los pies durante el trote y la carrera, como es el caso de los débil pronadores y los corredores con pisada normal o eficiente. A su vez, son modelos poco recomendados para los atletas con sobrepronación en cualquiera de sus grados.
2. Estabilidad (Stability)
Calzados diseñados para atletas que presentan grados leves o moderados de sobrepronación. Son modelos de peso medio a elevado (300 gr. 400 gr. cada pie). De forma semicurva, con leve curvatura debajo de la bóveda plantal. Pueden sentirse suaves y flexibles en la primera puesta, o un poco duros y con relativa flexibilidad. Como característica principal, presentan en la entresuela postes internos de dos o más densidades de entresuelas, situadas en la parte interna del talón, medio pie y en ocasiones abarcan hasta la zona del antepie para controlar grados leves ó moderados de sobrepronación. En algunos modelos se recurre a la inserción de postes rígidos. El tamaño de los postes internos está en función del grado de sobrepronación que se desea controlar, es decir, para sobrepronación leve el poste es pequeño como en los modelos Asics Gel 1060 y 1070, Brooks Talon, Nike Air Span, New Balance 714 y 715; Grid Omni 3M de Saucony, etcétera. Si se desea corregir grados moderados de sobrepronación, la longitud del poste interno es mayor (como en los casos de los modelos Adidas A3, Response Control y Supernova Control; Asics Gel 1070 y Gel Kayano; Nike Air Structure Triax; New Balance 764 y 854; Grid Omni 3U de Saucony, etc.). Los modelos de ésta categoría también pueden utilizarlos quienes presenten pisada eficiente, previo análisis de sus requerimientos.
3. Control del Movimiento (Motion Control)
Son calzados de apariencia tosca, diseñados específicamente para los corredores con sobrepronación moderada, pero sobre todo, para aquellos con sobrepronación severa. Son de forma recta (sin curvatura debajo de la bóveda plantal) o semicurva, y en general se sienten duros y poco flexibles desde la primera vez que se calzan. Generalmente son zapatos pesados (350 gr. 450 gr. cada pie) y poco estéticos, pero muy útiles para aquellos corredores que deforman el calzado excesivamente hacia adentro, sin importar el peso o complexión del atleta, no obstante se recomiendan a corredores altos y muy pesados. Como ejemplos tenemos en Asics, el Gel MC Plus y el Gel Koji; en Adidas el Cairo, Poseidon y Calibrate; en Brooks el Beast, Addiction y Ariel; en Mizuno el Wave Renegade y Wave Legend; en Nike el Air Kantara y Air Durham; en Puma el Complete Promise y en Reebok el Supreme Control II DMX. Por otro lado, no se recomiendan a débilpronadores ni corredores con pisada eficiente.
4. Calzado Ligero de Entrenamiento (Light Weight Trainers, Performance Trainers).
Son calzados híbridos, que presentan características tanto de un modelo de entrenamiento (generalmente pesado y con aditamentos para controlar la sobrepronación) como de un modelo para competencia (ligeros y muy flexibles). La revista especializada Runner´s World definió hace años que los modelos de dicha categoría deben pesar entre 9 y 11 onzas (255 g – 311 gr. cada pie). El calzado ligero de Entrenamiento se crean para utilizarse en los entrenamientos de poca distancia pero ejecutados a altas velocidades como el Fartlek, los intervalos, las repeticiones u otras variantes de carreras, ofreciendo protección a los tobillos y pies a través de la amortiguación, estabilidad, flexibilidad y ligereza óptimas.
La gran mayoría de corredores los debería usar para competir, ya que amortiguan, estabilizan y protegen más a tobillos y pies, que un calzado específico para competencia. Dentro de esta categoría existen opciones que presentan postes internos y por lo tanto, son más estables como los modelos DS Trainer de Asics, Flow de Fila, Air Span y Air Althea de Nike, el Maverick de Mizuno y aquellos que no presentan postes internos, por lo tanto son menos estables, como el Burn de Brooks; 831 de New Balance, el Skylon Triax y Air Presto de Nike, Fusion LW DMX de Reebok, etcétera. Entonces, los corredores tienen la opción de elegir calzado ligero estable, ideales cuando se padece sobrepronación leve o moderada o calzado ligero, recomendados para atletas con débil pronación o pisada eficiente.
5. Calzados para Competencia (Racers, Racing Flats)
Se diseñan específicamente para competir en carreras de ruta y nada más. Su uso en entrenamientos queda descartado. Son los calzados más ligeros de todas las categorías (140 gr. 280 gr. cada pie) y por ende protegen muy poco contra los impactos de los pies sobre el piso. El corte en los modelos para competir es sencillo y el grosor de la entresuela es notoriamente menor comparado con la entresuela de un calzado para entrenar. Sólo deben calzarlos los atletas esbeltos que compiten por los primeros lugares en las competencias o cuyas marcas en ruta estén por debajo de 17 minutos en un 5 kilómetros, 35 minutos en un 10 kilómetros, 1 hora 15 en Medio Maratón y debajo de 2 horas 40 en maratón. Sólo unos cuantos modelos excepcionales presentan entresuelas de dos densidades o postes internos rígidos, como en Asics el Gel DS Racer y el Gel Magic Racer, en New Balance 330, el Air Streak de Nike y el Complete Promt de Puma. Las zapatillas específicas para competencia, por precaución, no se recomiendan a la mayoría de la población de corredores. Para ellos, las opciones si desean un calzado ligero en competencias de ruta, son para elegir cualquiera de los modelos de la categoría de Calzado Ligero de Entrenamiento.
6. Zapatos Todo Terreno (All terrain, Trail Shoes)
Son los modelos 4X4 para los corredores que gustan de correr y competir en veredas, caminos y terrenos al aire libre, específicamente en los recorridos de campo traviesa y en la montaña donde predominan la humedad, el lodo, la tierra y las rocas sueltas. Su suela está diseñada para tener un mayor agarre sobre el terreno donde se destaca el sistema Traxion de Adidas y el corte de algunos modelos se refuerza con materiales resistentes o impermeables para hacer frente a las inclemencias del terreno y la naturaleza, en algunos modelos de Adidas, New Balance, Nike, North Face y Salomon. Ciertos modelos Todo Terreno presentan postes internos, como el caso del Nandi DS de Asics; el Supernova Trail de Adidas; el Trespass de Brooks y el 904 de New Balance.Como puede apreciar el calzado para correr es un accesorio deportivo complejo en cuanto a sus componentes principales. Su diversidad en cuanto a variantes y opciones en cada modelo y marca es tal, que el/la atleta y/o consumidor pueden sentirse abrumados con tanta información. Sin embargo, al reconocer las partes y la función de cada elemento, le quedará más claro su papel estratégico durante la carrera.
Analice el calzado que actualmente usa y ponga en practica todo lo aprendido.
Observe el desgaste de la suela y el grado de inclinación de los talones vistos desde atrás juntando el par. Ahora ya posee más argumentos para definir si el calzado que utiliza, cumple y satisface, con los requerimientos específicos que demandan sus tobillos y sus pies. Al mismo tiempo, posee información que le ayudará cuando decida adquirir su próximo calzado. Analize primero los componentes del modelo que tenga en sus manos y segundo determine si el calzado que tiene en mira cumple los requisitos que necesita. Independientemente de la atención del vendedor que le quiera ofrecer un modelo, cuente usted con unos conocimientos sólidos para realizar una correcta elección del calzado deportivo para correr.
Fuente:http://www.muscularmente.com/tecnologia/calzadodeportivo.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: