Nutrición :La alimentación más activa

Los runners somos conscientes de que una buena alimentación es tan importante como un buen entrenamiento a la hora de mejorar. El problema está en que si no se dispone de la información adecuada podemos caer en errores nutricionales que disminuyen el rendimiento y la salud.
Cada año salen nuevas modas y “gurús” de gimnasio con dietas casi milagrosas: para perder peso, para ganar músculo, para adelgazar la tripa, para ganar firmeza, etc. Antes de seguirlas, infórmate bien y no te dejes llevar por los resultados espectaculares de tu compañero de taquilla.
Cuando preguntan cuál es la mejor dieta, siempre se dice que sólo hay una forma de alimentarse correctamente, sea cual sea tu condición o tu problema: utilizar la inteligencia a la hora de sentarse a la mesa. Aquí puedes ver las claves para seguir la alimentación más adecuada a tu vida deportiva:

En la variedad está el gusto. No te olvides de incluir en tu dieta todos los grupos de alimentos, así te aseguras las ventajas de cada uno, y aprovechas todos los nutrientes.

Come de temporada. Como en el mundo de la moda, el mercado cambia en cada estación. Aprovecha los productos de cada temporada, las naranjas de verano no están tan buenas como las de invierno, que es cuando maduran naturalmente. La Naturaleza te proporciona en cada estación, lo que más necesitas.

No confíes en las modas nutricionales. Recuerda lo que ha pasado con el vino, el chocolate o el aceite de oliva, que han pasado de estar casi prohibidos a ser alimentos beneficiosos para la salud siempre que se tomen en pequeñas cantidades.

Come normal. No seas un deportista “raro” y asocial, con el que nadie puede salir a cenar por sus “manías”. Los extremos nunca han sido la solución, más bien son causa de problemas. Por mucho que el pollo, el atún, el berro, la clara de huevo, la soja, etc. sean alimentos “buenos” nadie puede sobrevivir comiendo tortillas de atún.

Come de todo, en poca cantidad. Y llegarás a vivir más de 100 años, sin faltar a tu hora de entrenamiento cada día.

Sigue tus instintos. Cuando el cuerpo te pide un determinado alimento, suele tener sentido (salvo que siempre te pida una hamburguesa gigante). Pequeñas deficiencias de sodio suelen producir apetencia por aperitivos salados. La falta de vitamina B12 o de hierro se asocia con las ganas de comer filetes o hígado. Incluso la apetencia de dulce se relaciona con bajadas de glucosa en sangre. Racionaliza tus apetencias.

Intenta ser natural. Los alimentos actuales están demasiado manipulados y procesados. Para evitarlo, escoge siempre alimentos frescos, mejor de origen biológico, y cocínalos con métodos sencillos como al vapor, plancha, horno o microondas.

Fuente :

http://www.runners.es/Salud_Nutricion/alimentacion-runners-correr-errores-comer-kw-articulo_nutricion.jsp?id=3065

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: