Cómo mejorar en carreras de resistencia. Parte 1

Con independencia del estado de forma que tengamos o de nuestras dotes como corredores, a diferencia de la velocidad todos podemos mejorar mucho nuestra resistencia. Y lo más importante es que se puede hacer en muy poco tiempo. ¿Cuánto? Con ocho semanas es suficiente. A continuación te contamos cómo conseguirlo(En esta oportunidad 1 tópico).
1. ¿Por qué es importante la resistencia?
Tu carrera larga de la semana (tanto si es de 5, 10 ó 15 km) puede que esté bien para ti en estos momentos. Pero a casi todos nos gustaría ser capaces de correr distancias mayores. Si somos capaces de duplicar la longitud de nuestra carrera larga, obtendremos todo tipo de beneficios, como por ejemplo:
Mejoras tus marcas. Muchos estudios han demostrado que los corredores que tienen mayor resistencia no sólo pueden correr más tiempo, sino que también pueden hacerlo más rápido. Según aumenta tu umbral aeróbico, simultaneamente sube tu umbral anaeróbico, que es el ritmo al cual ya no corres cómodo, y que marca tu actuación en las competiciones.
Aumentas la fuerza muscular. El entrenamiento de la resistencia potencia cada músculo relacionado con la carrera a pie. Recorrer distancias más largas refuerza tu corazón y los músculos de tus piernas. Una vez que has aumentado tu fuerza, correr durante más tiempo te resultará cada vez más fácil.
Refuerzas tu mente. Al principio, aumentar tus límites de resistencia no será fácil. Pero si fuerzas a tu mente y a tu cuerpo a correr distancias más largas, ganarás en confianza y tenacidad. Así aprenderás a acabar una dura tarea a pesar de tu propia voz interior de protesta.
Quemas más calorías. Si haces rodajes más largos quemarás más grasas, perderás más kilos y te mantendrás mejor en tu peso ideal. Quemarás aproximadamente 100 calorías por cada 1.500 metros que corras. Así, si pasas de entrenar 10 a 20 km, quemarás unas 650 calorías adicionales.
Incrementas la capacidad aeróbica. Los trotes largos y suaves crean nuevos capilares en tus músculos, así tendrás más medios de transportar oxígeno a los músculos y éstos podrán trabajar más tiempo sin cansarse. La mejora de la circulación del oxígeno además ayuda a recuperarse mejor de los grandes esfuerzos. Pronto conseguirás que después de determinadas carreras sólo tardes uno o dos días en recuperarte, cuando antes lo hacías en el doble de tiempo.
Mejoras tu productividad. En el trabajo, puede que te sorprendas cuando veas que eliminas el estrés mejor y quizá te atrevas con ese proyecto que siempre has pensado que era imposible acometer. Los entrenamientos largos te ayudan a completar tus tareas diarias sin importarte la fatiga física o mental. Las lecciones aprendidas de los entrenamientos de resistencia pueden ser extrapoladas a tu vida personal.
Fuente:
http://www.pulevasalud.com/subcategoria.jhtml?ID_CATEGORIA=3307&RUTA=1-3-65-3303-100503-3307&ABRIR_SECCION=3&ALEATORIO=PMDRQWKVAEFFDRKVLCQW
Redacción Sport Life

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: