Testimonio de Maratonista VRT en Buenos Aires

MARATON DE BUENOS AIRES

Eran las cuatro de la mañana del domingo 4 de noviembre de 2007y no podía dormir.
Tenía todos los miedos en la cabeza y la angustia en el corazón, y me repetía una y otra vez las mismas preguntas:
– irá a estar muy caluroso el día (a pesar de estar revisando el weather channel durante los 15 días anteriores, igual tenía dudas, estaba lleno de dudas)
– como irá estar la humedad relativa que tanto mata a los corredores ¿
– ¿llegaré a la meta?
– si no llego, como me sentiré conmigo mismo?
– como me verán los demás?

En realidad era una locura desplazarse hasta Buenos Aires, donde nunca había trotado ni un par de metros, para correr 42. Kmts.
Y seguía sin dormir.
Bueno, me dije, ya que no puedo seguir durmiendo, habrá que hidratarse y tomé alrededor de tres litros de agua entre las cuatro y las cinco de la mañana.
Alrededor de las cinco de la mañana ya salía de la ducha y me dispuse a vestirme. Afuera se divisaban las primeras luces del día y seguía preguntándome por el calor.
Para distraerme proseguí con el rito habitual que todos hacemos antes de las competencias, vaselina por todos lados, los parches (hasta en las pechugas), las zapatillas y sus amarres, …. que no se me olviden las botellas con el isotónico, que había preparado la noche anterior, cremita para el sol, ………. y suena el teléfono.
Señor ya lo vienen a buscar.
En ese momento se me sale por primera vez el corazón, me pasaría muchas veces más hasta que llevaba corriendo dos kilómetros y obviamente al finalizar la carrera.
Bajo, desayuno corriendo, apenas tiempo para un vaso de jugo de naranja y unos cereales. Seguro que no me alimenté bien pienso, pero ya es hora……… al parque Roca.
Obviamente que con tanta hidratación llegue al parque solo pensando en ir a las casitas.
Voy, que alivio.
Unos minutos después veo a Vivian y Nicolás.
Que alegría ver un rostro amigo entre 4.500 tipos. Nos saludamos reímos de puros nervios, ellos a las casitas yo a soltar un poco y quedamos de juntarnos en un punto de encuentro, en la partida.
El corazón a mil, faltan cinco minutos, todavía no nos encontramos con el Nico y la Vivi, y me pongo más nervioso. Por fin llegan nos abrazamos y nos deseamos suerte.
Son las 7:30 horas…………Partimos……….
Debo llevar mi ritmo, no te apures, deber ir lento, miro el polar, 175, que desastre si voy despacio, entonces……, más despacio.
La hidratación me pasa la cuenta y en el kilómetro cinco tengo que pasar a las casitas de nuevo. Salgo y se me pierden la Vivi y Nicolás. Los tenía a ojo de cacería, peero ya no los veo más.
A la Vivi la topé en el Kilómetro 28 y anduvimos un rato junto.
Al Nico sólo en la meta, sabía que iba a ser esa manera.
Llevamos 10 Kmts, las pulsaciones están en 135, y llevo 1:02 horas, me siento bien, por primera vez me río, disfruto del paisaje, de mirar algunos locos que van cantando, otros brasileros casi bailando, HAY QUE PASARLO BIEN, y empiezo a pensar que las cosas van mejor de lo esperado.
No me lo creo, 20 Kts, 1:58 horas pulsaciones bajo 140 y sigo riendo.
Me pasarán la cuenta más adelante estos últimos 10 Kmts corridos a tan buen ritmo (para mi por supuesto).
He adelantado a mucha gente y me siento con fuerzas, aparece un reloj, MEDIA MARATON, 2.04 horas, todo muy bien.
Me acerco a los 30, antes de lo que pensaba, (3:01 horas) ya estuve un rato con la Vivi, viene un poco adolorida le doy ánimo, sigo y sigo sintiéndome bien.
Me acuerdo de Nelson que me contó que se murió a los 32 y me asusto, me pasará lo mismo.
Voy en los 35 (llevo 3 horas y 30 minutos) y me llegan como por iluminación, dos certezas, la primera es total, VOY A LLEGAR, la segunda no tan buena SOBRE LAS CUATRO HORAS, me importa un pucho, pienso, voy a llegar, y esa siempre fue mi primera meta, sigo sonriendo, me acuerdo de Felipe Rioseco y sus máximas.
Me abastezco en los 35 de agua y plátanos y sigo.
Me acerco a los 38 y mi cuerpo empieza a enviar muy malas señales, se quiere parar, dice que no va más, que es mucho, que está haciendo calor, en resumen que no quiere más.
Me detengo y camino ¿?, ……….se que llegaré de todas maneras, pero fijo como meta hacer 40 Kmts., sin parar y por último caminar un par de Kmts y correr al llegar a la meta, para salvar el orgullo.
Estos últimos Kilómetros son un espanto, me demoro entre 8 y 10 minutos en cada uno, pero lo más importante ya no son los minutos, el reloj me está jugando malas pasadas, pienso en botarlo, …………de verdad estoy mal, como voy a botar mi reloj, ……..tomo una brusca decisión no lo miraré más y así lo hago. Sólo vuelvo a mirarlo un par de minutos después de la llegada.
Los locales comentan entre ellos que en unos galpones blancos que se ven a la derecha está la meta.
No me lo creo, vuelvo a sonreír, pero esta vez hay mucho dolor físico, el tranco se hace lento los metros parecen kilómetros y los galpones blancos se ven más lejos que hace un par de cuadras.
Debo ir muy lento, ya que me está empezando a pasar mucha gente, no me importa, sigo adelante y de repente aparece un cartel amarrillo (40 Kmts.), me doy ánimo pero mi cuerpo decide que hay que parar, mi cabeza dice no y vamos peleando metro a metro la cabeza con el cuerpo, no tengo idea quien va a ganar, empiezo a disminuir más aún mi tranco.
Llego al 41, va ganando mi cabeza aunque me siguen pasando otros corredores, pero no he parado ni un metro, ni un cmt, no paré nunca ni a tomar agua, siempre tuve abastecimiento propio, llevo 41 Kmts corriendo, ……… bueno los último tres trotando, casi al límite, pero nuevamente me viene una nueva certeza, NO VOY A PARAR, de repente empiezo a enfilar por un a recta en la que hay mucha gente, nadie me conoce pero todos me dan ánimo, debe ser que estoy cerca, ……….sí, estoy muy cerca, los galpones están al lado, apuro el tranco, tengo que llegar corriendo, con buen trote, que no vean que muero.
La meta, la meta ya es mía, la meta está ahí, me emociono, un escalofrío me recorre el cuerpo, hay veinte y seis grados 60% de humedad y después de 42 kilómetros y mas de 4 horas siento frío, tengo toda la piel de gallina, las pulsaciones arriba de 170 de nuevo, estoy realmente emocionado, ……..me estaré haciendo viejo, ya que me vuelvo a emocionar cuando escribo estás líneas.
LLEGUÉ, pero no están los vítores en la llegada de los VRT de siempre, esos amigos que te esperan en la meta a pesar de que ya terminaron hace rato, pero están ahí, en todas ahí, en la meta, en el punto más anhelado y mas disfrutado por todos y cada uno de nosotros.

Camino como zombi, me cuelgan una medalla, me quitan el chip, miro en todas las direcciones, no veo a nadie, de repente veo a Nicolás nos abrazamos, me dice; estoy feliz,…….. lo hicimos, ……………….has visto a la Vivi?.

De nuevo vuelvo a mil, el Nico está emocionado, aunque no lo demuestra mucho lo sé, lo siento en sus palabras, lo leo en sus gestos, me repite que está feliz y lo comprendo, siento lo mismo.
La satisfacción de llegar es indescriptible, me tracé esta meta a principios de año, cuando todavía no corría 10 Kmts, y no había participado nunca en ninguna carrera y la cumplí, me cumplí a mi mismo, me respeto mucho más como persona.

Estoy tirado en el pasto, soltando, se puede soltar cuando hay tanta emoción y cansancio aglutinados en tu ser ¿…….. difícil, ………. pero le hago caso a Juanito, y sigo tratando de soltar.
Me paro, camino y veo al Nico, la Viví llegó nos saludamos se ve bien, ……..casi mejor que en los 28.

Ya se está terminando todo, igual me da un poco de pena, quiero que dure más pero que diablos, la vida está hecha de momentos ni siquiera de ratos y creo que disfruté plenamente de esos momentos mágicos de la llegada……………

NOS VEMOS EN NUEVA YORK, EL PROXIMO AÑO, …………CUENTEN CONMIGO.

MARIO RAMIREZ
VRT de CORAZON

Una respuesta to “Testimonio de Maratonista VRT en Buenos Aires”

  1. devil Says:

    me gusto mucho el relato, la verdad que me emocione al leerlo. Es imposible no sentir un escalofrío cuando uno vence la adversidad, supera las propias debilidades y logra la tan ansiada META.un saludo y felicitaciones.Jose UretaEQUIPO DEVIL RUNNERS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: