Tratamientos para la Artrosis de Rodilla

Tratamientos para la Artrosis de Rodilla ¿son efectivos?

Autor: Dra. Claudia Smith. Residente de Medicina familiar PUC
Revisor: Dra. Solange Rivera Docente Medicina Familiar PUC

La artrosis corresponde a un grupo heterogéneo de condiciones que conducen a síntomas y signos articulares asociados a alteración de la integridad del cartílago articular y el hueso subcondral (1), es la enfermedad articular mas frecuente y produce discapacidad y deterioro de la calidad de vida (2). La prevalencia aumenta con la edad y puede comprometer cualquier articulación; siendo la rodilla la articulación afectada con mayor frecuencia (4).

En Chile, el diagnóstico de Artrosis según un estudio de prevalencia señala cifras que no superan el 2%, siendo tres veces mayor en mujeres. Sin embargo, el mismo estudio señala que alrededor de un tercio de la población mayor de 65 años, percibe algún tipo de discapacidad atribuible a dificultades osteoarticulares, el 10% presentan incapacidad parcial y casi el 2% se encuentran completamente inválidos(18).

Son factores de riesgo la obesidad, trauma repetido sobre la articulación y cirugías previas. La historia natural de la enfermedad es variable (6).
La artrosis de rodilla se manifiesta clínicamente como dolor que aparece con la actividad y mejora con el reposo, rigidez matinal de menos de 30 minutos de duración, crépitos, mal alineamiento articular, y ocasionalmente aumento de volumen (7). Existe una pobre correlación entre los síntomas y los hallazgos radiográficos (8) por lo que la radiografía está indicada en casos de duda diagnóstica (dolor nocturno o no relacionado con la actividad) o cuando hay mala respuesta al tratamiento (9).
En la actualidad no existen tratamientos curativos. El tratamiento está orientado a aliviar del dolor, disminuir la rigidez y mejorar la función.

Medidas no Farmacológicas

Baja de peso: La mantención de un IMC adecuado previene la aparición de artrosis sintomática en articulaciones que soportan carga (10).

Actividad Física: Un ensayo randomizado controlado (ERC) simple ciego de 18 meses de duración, que evaluó la efectividad de un programa de ejercicio aeróbico o de resistencia, comparado con un programa educativo, demostró que ambos eran efectivos en disminuir el dolor y discapacidad auto reportada en pacientes con artrosis de rodilla (11)

Tracción medial de patela: Un ERC demostró que la tracción de la patela hacia medial disminuía el dolor en pacientes con artrosis de rodilla (ver figura 1), comparado con la tración lateral o compresión de la patela en posición neutra. Sin embargo este estudio incluye sólo 16 pacientes y el periodo de seguimiento fue corto (12)

Acupuntura: En un ERC simple ciego de 12 semanas de duración que compara acupuntura con “falsa” acupuntura, la acupuntura produjo una significativa disminución del dolor de la necesidad de AINE y mejoría funcional (13). Se desconoce el efecto a largo plazo de esta terapia.

Tratamiento Farmacológico

Paracetamol: Es superior a placebo, con un perfil de seguridad similar, con un NNT de 2 (2).

Paracetamol versus AINE: En una revisión sistemática (RS) Cochrane que incluyó 5 RCT que comparan paracetamol con AINE, el paracetamol fue menos efectivo en cuanto a reducción del dolor y no hubo diferencias en cuanto a mejoría del estado funcional. No se encontraron diferencias en seguridad, sin embargo los pacientes que tomaban AINE tenían una mayor tasa de abandono por efectos adversos gastrointestinales (2).

Glucosamina: Una RS Cochrane que incluye 20 ERC, compara el efecto de la glucosamina con el del placebo sobre el dolor, la rigidez y la función articular. No se demostró superioridad de la glucosamina sobre el placebo y tiene un perfil de seguridad similar (14).

Glucosamina y condroitin sulfato: Un ERC doble ciego, con un seguimiento de 24 semanas, evalúa la efectividad de glucosamina, condroitin sulfato, la combinación de ambos, y los compara con placebo. No fueron superiores en disminuir el dolor en términos globales; sin embargo, existiría una disminución del dolor en el subgrupo de pacientes con síntomas moderados a severos (15).

Inyección de corticoides intrarticular: disminuirían el dolor por un periodo limitado de tiempo. Un ERC compara lavado intrarticular, inyección de corticoides intrarticular y la combinación de ambos con placebo; tanto el corticoide como el lavado reducen el dolor, pero el efecto del corticoide se mantiene por 1 mes, mientras que el lavado produce una disminución del dolor que se mantiene más allá de las 12 semanas (16).

Inyección de Acido hialurónico: Si bien existen RCT que demuestran efectividad en disminuir el dolor, los datos son inconsistentes (9).

Capsaicina tópica: RCT demuestran que es discretamente mejor que placebo (17).

Resumen:
Actualmente no existe ningún tratamiento que pueda curar la artrosis, pero sí que se pueden aliviar los síntomas, retardar su evolución y mejorar la calidad de vida de los pacientes. El tratamiento no farmacológico se considera la piedra angular en el tratamiento de la artrosis y debería mantenerse siempre para el control de la enfermedad. Las medidas farmacológicas son más efectivas cuando se combinan con medidas no farmacológicas

Fuente:http://www.uc.cl/medicina/medicinafamiliar/html/articulos/084.html

Una respuesta to “Tratamientos para la Artrosis de Rodilla”

  1. Anonymous Says:

    Los especialistas dicen que la glucosamina puede dar esperanzas a los enfermos de artrosis. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: