Entrenamiento vs. trabajo vs. alimentación?

La mayoria de nosotros nos encontramos más de una vez con el dilema de combinar de la mejor forma estas tres actividades.Algunos tips en esta nota. Muchas veces, se hace difícil acomodar correctamente el entrenamiento, el trabajo y la alimentación. Es muy común ver a deportistas amateur que dedican la hora del almuerzo (en el trabajo) a realizar algún entrenamiento y dejan pasar de largo la comida o terminan comiendo alimentos muy poco nutritivos.

Para todos ellos, aquí van una serie de recomendaciones:

1.Nunca salir de casa sin desayunar por ahorrar tiempo.

Para aquellos que realizan un entrenamiento antes de comenzar la jornada laboral, lo ideal es comer algo fácil y rápido antes de salir a entrenar, si es que es un entrenamiento corto menor a una hora; por ej: 1 fruta, 1 barra de cereal, 1 jugo exprimido, esto es solo para aumentar un poco los niveles de glucosa sanguínea, ya que en ayunas están bajos. Ahora si, luego del entrenamiento realizar un desayuno más importante, por ej: si es en casa, puede ser una infusión c/ leche ó leche sola + tostadas c/ queso y dulce, mermelada o miel, yogur c/ cereales, fruta, etc. Y si se puede desayunar en el trabajo se pueden llevar yogur c/ cereal (pote comercial), barras de cereal, banana u otra fruta, sandwich de membrillo y queso, tengan en cuenta que es importante evitar comer facturas, galletitas dulces, tortas, etc.

2.Si solo tienen una hora para almorzar y en esa hora quieren hacer un entrenamiento corto, es importante dejar tiempo para comer luego del entrenamiento. Y más importante es que sea comida salada, estaría mal repetir lo del desayuno. Lo ideal es llevarse comida en un tapper y si es al mediodía debe ser a base de carbohidratos, por ej: fideos con ensalada, arroz c/ lentejas + ensalada, arroz c/ atún o huevo + ensalada, condimentado c/ aceite y queso blanco. Y los días de poco entrenamiento puede ser un sandwich de milanesa al horno c/ lechuga y tomate o de pollo a la plancha. Recordar que si el almuerzo es a base de carbohidratos, la cena debe ser a base de proteínas (carne, pollo, pescado).
3-Durante la tarde tratar de comer la merienda. Si se está en el trabajo y el lugar lo permite, debe ser similar al desayuno; nunca dejar pasar toda la tarde sin comer, sobretodo si luego van a realizar algún entrenamiento.

4-Es bueno tomar algún suplemento nutricional (carbohidratos + proteínas) para reforzar la alimentación, sobretodo en períodos de mayor volumen de entrenamiento y en competencias.
Recordar tomar agua durante el día; es bueno tener una referencia, por ej: 1 botella de 500cm3 (durante todo el día se deben tomar de 4 a 6 botellas, dependiendo de la temperatura ambiental y del entrenamiento).

5.Recordar que las bebidas hipotónicas e isotónicas nos hidratan al igual que el agua, por lo tanto se pueden utilizar como reemplazo. No utilizar como reemplazo de agua las gaseosas.
6.Evitar tomar más de cuatro tazas de café por día, debido a que el café es diurético y por lo tanto nos hace perder líquidos y minerales.
7.Evitar “picotear” galletitas dulces, porque solo aportan grasas y azúcar simple.

Recuerden que una mala alimentación sumada a la exigencia del entrenamiento, a largo plazo puede llevar a producir alteraciones graves y lentas de recuperar, como por ejemplo, fatiga crónica que se da principalmente por depleción de glucógeno de manera reiterada y se produce a consecuencia de una alimentación pobre en carbohidratos; anemia de la cual la más común es por déficit de hierro, esto se da principalmente en dietas pobres en carne roja; inmunodepresión crónica (defensas bajas), los síntomas más comunes son cansancio, mayor predisposición a resfríos, infecciones, herpes, intoxicaciones y lesiones, y se produce a consecuencia de una dieta baja en proteínas, frutas y verduras; calambres musculares por déficit de potasio y magnesio, comúnmente por una alimentación pobre en frutas y verduras; fracturas por estress por una dieta baja en lácteos; mayor tiempo para cicatrizar heridas y curar lesiones (muy importante para cualquier accidente en bicicleta) a consecuencia de una alimentación alta en grasas saturadas, frituras, sal y azúcar simple y pobre en grasas insaturadas (aceites sin cocinar), frutas y verduras.A manera de conclusión, a veces es preferible dedicarle más tiempo a la alimentación y sacrificar un poco el entrenamiento, porque a la larga ese entrenamiento de más nos puede terminar perjudicando más que beneficiando.(*)

Silvana CalcagnoLic. en Nutrición y triatleta Ironman
Fuente:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: